Saltar al contenido

Dos adolescentes en prisión preventiva por el asesinato del pastor de la RCCG

octubre 21, 2022
Dos niños identificados como Farouk Mohammed, de 16 años, y Kasali Jamiu, de 19, fueron remitidos al Centro Correccional Especial para Niños de Oregun y al Centro de Detención de Ikoyi, respectivamente, por un Tribunal Superior de Lagos.

El juez Sherifat Sonaike los desestimó tras ser acusado del asesinato de un pastor de la Iglesia de Dios Cristiana Redimida, Babatunde Dada, de 46 años.

El dúo fue acusado por primera vez el 12 de enero de 2022 en el Tribunal de Primera Instancia de Yaba junto con otros dos, Mumuni Toheeb, de 21 años, y Mubarak Soliu, de 20, por supuestamente recibir un teléfono Spark S Techno por valor de N60,000, propiedad del difunto .

Si te gusta esta historia, asegúrate de revisar nuestras otras noticias:

El 14 de febrero, cuando se planteó el caso, el magistrado jefe Olatunbosun Adeola dijo que se había establecido un caso prema facie contra Mohammed y Jamiu.

Ordenó que los dos adolescentes fueran juzgados por el Tribunal Superior siguiendo el consejo legal del DPP.

Sin embargo, Adeola despidió a Toheeb y Soliu basándose en la recomendación del DPP.

Cuando se presentó el caso el jueves, el Director de la Fiscalía Pública, el Dr. Babajide Martins, informó al tribunal que el caso estaba pendiente de lectura de cargos.

Oyekanmi Isijola anunció la comparecencia del primer acusado, mientras que el Sr. IG Ofoyeju compareció por el segundo acusado.

Los acusados ​​fueron procesados ​​por cuatro cargos que bordean los de conspiración para matar, asesinato, conspiración para cometer robo y robo a mano armada.

Martins le dijo al tribunal que los acusados ​​conspiraron entre sí y supuestamente mataron a Dada el 2 de diciembre de 2021, alrededor del mediodía, en el RCCG, Road 13, 6th Avenue, FESTAC area de Lagos.

Dijo que mataron al occiso golpeándolo en la cabeza con una tabla de madera y una botella.

El fiscal también le dijo a la corte que el dúo robó el bolso y un teléfono celular del occiso.

Después de su lectura de cargos, los acusados ​​se declararon inocentes de los cargos.

En vista de sus alegatos, el juez Sonaike ordenó su prisión preventiva y aplazó el caso hasta el 29 de noviembre para el juicio.

Consulte algunos de nuestros otros artículos de noticias recientes si disfrutó de este: